Noizz Webzine

(03 Apr 2013)

NOTA: 7/10

Vamos con el segundo disco de una veterana banda estatal dentro de la escena más extrema, me refiero a los cántabros KARONTE, quienes llevan en esto desde 1994. Desde luego han debido de pasar muchas cosas durante todos estos años, por lo pronto en su biografía pueden verse varias demos y algunas apariciones en recopilatorios, hasta llegar a 2006 cuando editan su primer CD titulado “Letargo”. Además la banda se ha curtido en los escenarios y ha llegado a compartir cartel con grandes bandas internacionales y nacionales. De modo que este segundo disco, que vio la luz en 2012, viene con mucha experiencia acumulada en el underground estatal. “Paraíso Sin Fe” es con se llama este álbum y contiene ocho cortes de Metal extremo a base, principalmente, de Death Metal y Thrash.

Se agradece mucho que haya bandas, aunque sean underground, que cuiden la presentación de los discos, y KARONTE con “Paraíso Sin Fe” se han marcado una portada y libreto que ya quisieran para sí muchas bandas de renombre. Una bonita silueta femenina salpicada de sangre y rodeada de un ambiente hostil ilustra este álbum, metiéndonos en ambiente y preparándonos para una escucha potente y oscura. Solo hay que escuchar la crudeza y virulencia con la que comienza el primer tema, “Carne”, para darse cuenta que estamos ante un Metal extremo y sin concesiones, con un toque entre la vieja escuela y el sonido crudo del underground. Una voz cavernosa e inhumana vomita las letras en español, otra casa que se agradece, mientras la pesadez impuesta por guitarras y bajo se impone junto a los golpes de la batería, que arremeten sin piedad. Puede decirse que lo que hacen tiene más de Death Metal que de otra cosa, pero sí que se notan algunos ramalazos Thrash que agilizan bastante, del mismo modo que también podemos encontrar partes más lentas con algo de melodía que recuerdan al Doom.

Si algo me ha gustado de este “Paraíso Sin Fe” ha sido esa manera personal que la banda tiene para hacer una música tan básica, sabiendo combinar influencias y cambiar de registros sin que apenas se note, creando temas dinámicos que no pierden su esencia más cruda. Puede que un poco más de técnica en las partes brutales les hubiera hecho subir muchos puntos, pero en general hay que reconocer que está todo bastante logrado y se han marcado un trabajo extremo muy interesante sin necesidad de usar el inglés, que no es poco, por lo que si te va el Death Metal estatal deberías prestarles bastante atención.

ENLACE